Revolucionadores


Las entidades que incorporan HumanBanking son revolucionarias. Entienden la importancia de conectar a las personas, de integrar a aquellos con dificultades en su movilidad o su comunicación, de acercarse a los clientes con el fin de prestarles un servicio de persona a persona.

Transacciones digitales sí, pero basadas en el calor humano.

Esta relación es especialmente importante en el caso de nuestro banco. Ellos custodian nuestro dinero, nuestra energía para llevar a cabo proyectos como irnos de vacaciones con nuestra familia o pagar los estudios de nuestros hijos. Por eso, es muy importante confiar en nuestro banco. En él depositamos todo aquello que hace que nuestra vida personal y nuestras empresas puedan evolucionar.

Por todo ello, la pregunta es: ¿confías en un banco que se preocupa realmente por proporcionarte un trato HUMANO? ¿Tu entidad se acerca a ti generando confianza, mediante transacciones de persona a persona, con la tranquilidad de saber que tienes a alguien que te ayuda al otro lado?

¡MUY IMPORTANTE! HUMANBANKING NO PUEDE SER TOTALMENTE GRATUITO.
LAS PERSONAS QUE LO DISFRUTAN DEBEN HACER UN PEQUEÑO ESFUERZO.
Para hacérselo más fácil, sólo tendrán que indicar dónde suelen comprar y esta información se incluirá en su configuración de usuario.
Con este sencillo paso, el banco podrá cubrir los costes de personal que HumanBanking conlleve.
Además, la tarjeta HUMAN donará el 1% de todas las transacciones a proyectos de inclusión social.
En un mundo ideal, esta herramienta de conexión entre personas sería gratuita pero los clientes de HumanBanking no pueden pedir que se les cuide sin que ellos hagan también un pequeño esfuerzo. Dando de alta su tarjeta HumanBanking y haciendo sus compras en Amazon o cualquier otro comercio electrónico, conseguirán que su banco les preste este servicio de manera gratuita, además de otras ventajas como la de poder aplazar sus compras a coste cero.
CONTACTA

Accede
a la banca del futuro


Contacta con nosotros y te mostraremos cómo transformar tu banco digital en un banco más humano.